¿Qué es la realidad aumentada?

El diccionario Oxford la define como “conjunto de técnicas que permiten la aplicación de elementos virtuales sobre una representación de la realidad física”. Un concepto que otrora hubiera parecido salir directamente de Star Wars o Halo, ahora es perfectamente posible, realizable, y alcanzable con tan solo unos toques a la pantalla táctil de nuestros siempre presentes smartphones y computadoras personales.

augmented reality industrial

Si bien el implemento de aditamentos que mejoren la visión del mundo que percibimos a través de nuestras pupilas ha estado presente en incontables trabajos de ficción, fue en 1990 que el término “Realidad Aumentada” nació de la mente de Tom Caudell, en ese entonces investigador del gigante de la aeronáutica Boeing. No es de sorprenderse que, como muchos avances tecnológicos actualmente comunes y empleados, hayan visto la luz en proyectos de desarrollo científico-militar, en el caso de la realidad aumentada, siendo empleada por la Fuerza Aérea Estadounidense y por la NASA para asistir a los pilotos con navegación mejorada e inmersiva de nuevas aeronaves.

Fue entonces que a partir del año 2010, de la mano con la expansión de los teléfonos celulares modernos, múltiples compañías empezaron la carrera por la implementación y constante mejora de tecnología de Realidad Aumentada para diversos propósitos comerciales. Seguramente muchos recordarán el boom de Pokemon Go, resultado de la colaboración de Nintendo y Niantic, crearon un juego que aprovecha la cámara y GPS de los smartphones para pasear por la ciudad mientras buscabas criaturas para capturar, las cuales se presentan en vivo y a todo color en tu pantalla, frente a tus ojos, justo en la puerta de tu vecino, o en el parque al lado de tu oficina.

pokemonGo

Por supuesto, esto abrió la puerta a incontables clones de Pokemon Go cortesía de otras compañías que encontraron su propio éxito al emplear dicha tecnología. Y no solamente hablamos de juegos para móvil, pues múltiples marcas notaron y aprovecharon las bondades que ofrecía esta increíble y a simple vista mágica nueva forma de crear experiencias.

Actualmente, el comercio digital gana terreno a pasos agigantados y una significativa porción de consumidores prefieren realizar las compras desde su hogar o desde cualquier otra locación, evitando el traslado, las aglomeraciones, y las filas. Ésto ha llamado la atención de las grandes corporaciones, y la Realidad Aumentada les ha provisto de una excelente herramienta de promoción y venta. Por nombrar algunos ejemplos; tenemos los probadores digitales, que permiten al cliente ver su producto en su persona antes de comprarlo:

fitting_room

Los muy utilizados filtros faciales, no sólo en redes sociales, sino en artículos de belleza y cuidado personal:

fitting_room

Los muebles y artículos del hogar. ¿Cómo se vería ese sillón en tu habitación?

fitting_room

Para para bienes raíces, showrooms, y exposiciones.

fitting_room

Sin duda alguna, las posibilidades son tan grandes como la imaginación y las necesidades que se desean atender, y / o los problemas que se necesiten resolver, fungiendo como un motivador para los usuarios y clientes potenciales, así como un innovador asistente para los agentes de venta.

¡Fascinante! Pero…¿y la Realidad Virtual?, ¿son lo mismo?


¿Recuerdan los orígenes de la realidad aumentada en los 90? Bueno, si es cierto que el término como tal nació en esa década, el concepto ya había sido explorado, en conjunto con la Realidad Virtual, desde 1968 por Ivan Sutherland, científico estadounidense acreditado como pionero del internet y “padre de la computación gráfica”, creador el primer Head Mounted Display (Pantalla Montada en la Cabeza) llamado “The Sword of Damocles” (La Espada de Damocles).

fitting_room

Éste rudimentario (pero revolucionario) artilugio era capaz de realizar un seguimiento básico de los movimientos del usuario mediante los brazos superiores que le dieron su nombre, y el “casco” podía desplegar imágenes elementales de sus alrededores, representados en formas geométricas básicas. Si bien su propósito es ampliamente conocido como el primer exponente de la Realidad Virtual al mostrar imágenes completamente digitales / artificiales, estas formas eran tomadas del entorno del usuario, por lo cual se puede mostrar un uso conjunto con una Realidad Aumentada fundamental.

Se puede determinar que, mientras la Realidad Aumentada añade elementos que mejoran y trabajan en conjunto con el mundo físico que ya percibimos, la Realidad Virtual crea y abarca mundos digitales completos y separados del nuestro. Por supuesto, ambas tecnologías suelen ir de la mano y pueden trabajar en conjunto para obtener resultados grandiosos. A esto se le suele llamar “Realidad Mixta”.

¿Estás listo para explorar las innumerables posibilidades de la Realidad Aumentada? Próximamente explicaremos las bondades y ventajas de cada una de las aplicaciones de esta maleable tecnología que ya está siendo aplicada en distintos campos y por varias empresas de talla mundial, rindiendo frutos y entregando resultados. Síguenos en la próxima entrada, donde ahondaremos en los filtros faciales y cómo utilizarlos en tu marca.

Queremos conocer tus proyectos